Infertilidad Primaria

Se considera infertilidad primaria cuando una pareja ha tenido relaciones sexuales sin protección anticonceptiva durante al menos un año y no ha logrado un embarazo.

En cambio, se considera infertilidad secundaria, cuando la pareja ha logrado previamente al menos un embarazo clínico (con presencia de embrión con latido cardiaco presente), no se logra una nueva gestación en un lapso mayor a 2 años.