Causas de la Infertilidad Femenina

Enfermedades del útero y el ovario

Endometriosis
La endometriosis es la base de mucho de los problemas de infertilidad, además de
causar graves dolores pélvicos y trastornos menstruales, así como afectaciones
generales de salud, se estima que aproximadamente el 40% de las mujeres con
dificultades para lograr un embarazo, tienen endometriosis.

Síndrome de ovario poliquístico
El síndrome de ovarios poliquísticos, provoca irregularidad menstrual,
principalmente menstruaciones poco frecuentes o falta de menstruación, pues evita la
ovulación.

Fallo ovárico prematuro
Se considera menopausia precoz cuando la regla se pierde antes de los 40 años, una
mujer pierde su fecundidad unos 6 años antes de perder la menstruación. Esta
condición no puede ser prevenida ni predicha.

Causas hereditarias
Pueden deberse a anomalías cromosómicas o genéticas, que causarán comúnmente
afectaciones en los óvulos, que les impedirán lograr una fecundación o producir un
embrión saludable. Estas pueden ser muy variables.

Anomalías del útero
Defectos de la formación del útero pueden ocurrir en el cérvix o cuello, el cuerpo del
útero, como tabiques uterinos, pólipos, miomas, endometriosis o cicatrizaciones
internas llamadas adherencias, que pueden pegar las paredes del útero. Todos estos
defectos del útero lo distorsionan anatómicamente y dificultan la implantación.
Aunque padecer estas malformaciones, no necesariamente llevarán a la infertilidad.

Factor tubárico
La fecundación de un óvulo en el cuerpo de la mujer, ocurre en el interior de la trompa
de Falopio, por lo que si tienen anomalías, puede interrumpir el paso de los
espermatozoides para su encuentro con el óvulo o para la llegada de un embrión al
interior del útero para su implantación. Las anomalías de las trompas son
hidrosalpinx, que es la colección de pus en la trompa, oclusión tubárica, que es la
obstrucción de las trompas y la salpingitis, que es la inflamación de las trompas.

Factor edad
Después de los 35 años la fertilidad de la mujer decae considerablemente. La edad
fértil ideal, ocurre alrededor de los 23 años. Cercanas a esta edad, a penas un 5% de
mujeres presentará problemas para concebir y a partir de ahí comienza un declive, de
manera que a los 37 años, 30% de las mujeres presentará problemas para concebir,
pues la reserva ovárica se ve disminuida, pero también la calidad de los cromosomas
del óvulo, por lo que aumentará también la ocurrencia de abortos y problemas
cromosómicos fetales. Aunque no hay manera de prevenir las afectaciones de los
óvulos por el paso del tiempo, la exposición a malos hábitos como el tabaco y el                                                         alcohol, a la contaminación etc. acelera la afectación de la salud y viabilidad de los
óvulos.